Camiseta “La naranja mecánica”

Pero no todo iba a ser serigrafía. Cuando nos quitamos nuestro uniforme de trabajo disfrutamos de la música, de viajes, de series y de películas. Después comentamos las que nos interesan más y se nos ocurrió compartirlo con vosotros, en lugar de que se quede en una conversación al viento. El séptimo arte nos fascina y hoy vamos a hablar sobre una película bastante controvertida. 
La naranja mecánica (1971) está producida y dirigida por Stanley Kubrick. Es una adaptación de la novela homónima, de 1962, escrita por Anthony Burgess(que tuvo sentimientos encontrados con la versión cinematográfica). Tras su publicación revitalizó las ventas de la Novena sinfonía de Beethoven, ya que la banda sonora comprime música clásica y música electrónica compuesta por Wendy Carlos. Debido a su alto contenido en violencia y sexo no fue permitida su exhibición en el Reino Unido (en su re-estreno, en el 2000, se salvó porque había ganado una reputación de película de culto). 
La historia comienza en el bar lácteo Korova, en el que Alex DeLarge (Malcolm McDowell), Pete, Georgie y Dim consumen leche-plus (leche con velocentina, syntheisitiseina o drencromina: sustancias narcotizantes que exacerban la conducta violenta). La primera de sus fechorías nocturnas es atacar a un viejo mendigo que está borracho y después: la suma de más momentos turbios y perturbadores. Es una película cruda con una iconografía marcada y reconocible. Una oscura e impactante obra que tiene unas imágenes muy plásticas y fácilmente convertibles a estampaciones para decorar paredes y camisetas. 

¿Sabías que…?

1. Malcolm McDowell creó una caracterización tan inolvidable que el público tardó un largo tiempo en separar el actor del personaje.

2. El cineasta se vio afectado también ante la frustración de que no todos habían interpretado correctamente los mensajes subyacentes tras la violencia que muestra su obra.

3. El sufrimiento de McDowell, durante toda la filmación, fue largo y tedioso. Se fracturó una costilla durante la escena de tortura aplicada por sus ex drugos, se rayó la córnea cuando filmaban el tratamiento de Ludovico: el actor se arrancó el casco de látex con los cables que sujetaban su cabeza y sus párpados en un ataque de pánico después de largas horas.

4. El doctor que está sentado junto a Alex poniéndole gotas de agua en los ojos para que no se sequen era un doctor real.

5. Hay muchísimas diferencias entre el libro y la película para hacerlo más ‘asequible’ al público.

6. El argumento de la novela resultó de un hecho de su propia vida: un ataque a su esposa, en 1944, que le llevó a abortar como consecuencia.

Puedes hacerte con la camiseta aquí